aporte a nuestro ministerio

si deseas bendecir nuestro ministerio lo puedes hacer por el banco de venezuela cuenta de ahorros numero 0102-0345-730100023457 a nombre de jose villarreal.
tu aporte sera de gran bendicion para continuar predicando el evangelio.


Aporte a Nuestra Pagina

Si deseas que publiquemos tu material en nuestra pagina envíalo por el correo electrónico enlasmanosdelespiritusanto@hotmail.com y lo estaremos publicando, que dios te continúe bendiciendo.

Todo Sobre El Carnaval.


PASTOR JOSE VILLARREAL












PUEDES DISFRUTAR DE NUESTROS MENSAJES POR EL SIGUIENTE CANAL DE YOU TOBE DIRECCIÓN DE ENLACE

3 de febrero de 2010

EL SERMON TEMATICO



EL SERMON TEMATICO.


Es el tipo de sermón que se construye alrededor de un tema o una idea en particular. Esta idea o tema puede ser tomada de la Biblia o fuera de ella.


Los predicadores, por lo general, cuando usan este tipo de sermón para predicar determinan primeramente el tema o el asunto que van a tratar, luego escogen el pasaje o el texto bíblico que se adecue al tema de su selección y de allí proceden a desarrollar, el sermón teniendo como base el texto seleccionado.


Este tipo de sermón, es uno de los más populares entre los predicadores. Casi todos al comenzar el ministerio y aun por cierto tiempo empleamos este modelo de sermón, pero al transcurrir de los años, adquirimos experiencia y madurez en la palabra, y nos vamos alejando cada vez mas de el. Esta es una de las formas más POBRES de predicar.


VENTAJAS DEL SERMON TEMATICO.


El Sermón Temático es uno de los más comunes entre los predicadores evangélicos. Es favorable porque ofrece a los oyentes una amplia gama de posibilidades para absolver interrogantes en torno a un aspecto Escritural en particular.


Es como abrir un abanico: ofrece múltiples y variadas facetas. Además presenta una lista panorámica en cuanto al asunto objeto de estudio.


El propio expositor recibe mucha edificación durante la elaboración del mensaje. Aprende, agudiza su visión, trata de ponerse en el lugar de los creyentes y se adelanta a las preguntas que se podrían formular. De igual manera, obliga a investigar aspectos que no quedan claros.


Recuerde que si hay algo que le genera dudas a usted, lo más probable es que a los asistentes a la reunión también.


DESVENTAJAS DEL SERMON TEMATICO.


Toda moneda tiene dos caras. Ya vimos una primera faceta del Sermón Temático: las ventajas. Son muchas. Pero también tiene sus desventajas. La otra cara de la moneda que les invito a analizar ahora.


Buen número de los expositores se limita a tener un tema y buscar cuanto versículo halla en la Biblia. Luego organizan su bosquejo sin mayor coherencia. Esta práctica puede llevar al desconcierto, a la desorientación e incluso a la incertidumbre a la audiencia.


He escuchado a sinnúmero de personas decir: “El sermón estuvo muy bueno, pero realmente no lo entendí”. Aseveraciones así son traumáticas, tanto para el expositor como para los oyentes. Para que eso no ocurra, lo fundamental es trabajar con sumo cuidado trazando el mensaje.


DEFINIENDO EL TEMA.


Este hecho debe conducirles a ser más cuidadosos en la preparación de cada exposición. Un bosquejo conlleva oración. No olvide que usted representa un embajador de Dios en el púlpito.


Cada Sermón debería ser como una escultura. Una estructura en la que se cuidan mucho los detalles. No una pieza de oratoria preparada al azar.


Asimismo habrán podido descubrir que si deseamos tener la preparación necesaria, se requiere orar y ser buenos estudiantes de las Santas Escrituras.


Ahora, el primer paso es definir el tema, aterrizarlo. Que no de lugar a generalidades. Supongamos que, en nuestro Sermón Temático, nos inclinamos por “El amor de Dios”. Nuestra Base Escritural o Lectura Bíblica inicial sería Juan 3:16.


Hasta ahí vamos bien, pero si lo analiza detenidamente, encontrará que predicar sobre “El amor de Dios” puede sonar muy general e incluso, ambivalente.


Es necesario ser más específicos porque “El amor de Dios” puede expresarse con relación a la naturaleza, los niños, la humanidad, la mujer cabeza de familia, los fármaco dependientes, las prostitutas y más y más etcéteras. En síntesis, podemos señalar que el amor de Dios tiene una proyección demasiado amplia.


Si no particularizamos más el tema, de entrada podemos generar confusión entre la audiencia.


Como predicador, usted debe tener claro qué aspecto desea focalizar, es decir, desarrollar en concreto. Es un ejercicio que debe poner en práctica los próximos días. Es un paso elemental pero a la vez, ineludible para todo buen expositor.


Al grano: usted debe escoger entre la gama de posibilidades. Supongamos que nos inclinamos por “El amor de Dios hacia la humanidad”. Es claro y conciso. De seguro, será un extraordinario mensaje.


Formulando interrogantes.


Ahora que hay un tema definido, usted como predicador debe hacer algunos interrogantes, que probablemente son los que se haría como oyente en la congregación.


1. ¿Por qué ama Dios a la humanidad?


2. ¿Cómo es el amor de Dios hacia la humanidad?


3. ¿Qué genera el amor de Dios hacia la humanidad?


9. EL SERMON TEXTUAL.


La elaboración del Sermón Textual reúne muchas ventajas. Entre ellas, que permite captar el interés de los asistentes, evita salirse del tema y además, mantiene los márgenes bíblicos, es

Decir, que se sujeta específicamente a lo Escritural y no a las anécdotas del predicador que tienden a glorificarlo a él antes que a Jesucristo. En esencia, este género de exposición se centra en la Escritura.


¿Cómo se escoge un texto?


Esta constituye la pregunta que se formula todo predicador en sus comienzos. No es fácil. Pero sugerimos dos principios que son infalibles.


a. Busque la dirección de Dios.


Esta es la estrategia principal. Todo predicador debe pasar buena parte de su tiempo en oración. No podemos hablar de un Dios de poder si no lo conocemos o si lo conocemos y no permanecemos en su presencia. ¿Cómo ser mensajeros de Aquél a quien no consultamos?


Al comenzar la semana o durante el transcurso de la misma, el expositor bíblico debe pedir la orientación del Supremo Hacedor en procura de guía sobre la porción Escritural que debe escoger.


Este principio no falla. Generalmente en el curso de las horas siguiente, Dios muestra pasajes que llaman poderosamente la atención y se constituyen en la base de mensajes para la membresía.


b. Estudie la Biblia y tome apuntes.


Adoptar la costumbre de estudiar la Biblia e ir tomando apuntes en una libreta sobre los aspectos que nos llamaron la atención, los que podrían tener una aplicación práctica o aquellos en los que sentimos específicamente que Dios habló a nuestra vida, constituyen una valiosa herramienta.


En el futuro, cuando estemos frente al compromiso de exponer la Palabra de Dios, será de mucha utilidad revisar las notas. De seguro siempre encontraremos un tema para compartir con nuestras congregaciones.


Predicando sobre un texto específico.


Una vez tengamos el texto o versículo a partir del cual vamos a elaborar el mensaje, es necesario que nos familiaricemos con él. Debemos leerlo cuantas veces sea necesario. En lo posible es aconsejable escoger un versículo con una idea completa.


Lea lo que aparece antes y después del pasaje escogido. Eso nos ayudará a definir el contexto. Escriba aquellas palabras con las que no esté familiarizado con el fin de investigarlas con ayuda del Diccionario.


Si tiene la posibilidad, le sugerimos que consulte ese mismo versículo en otras versiones de la Biblia. Haga comparaciones. Defina aspectos en los que pueden darse diferencias. Este análisis comparativo será enriquecedor cuando defina el enfoque que tendrá el mensaje.


Descubra las divisiones naturales del texto.


Cuando esté familiarizado con el texto, busque las divisiones naturales que podría tener. Generalmente un versículo podría tener dos o tres ideas inmersas. Para que apreciemos este hecho, tomemos como base Juan 3:16.


Dice así “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquél que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna” (Juan 3.16).


Tras un análisis sencillo, podríamos señalar que las divisiones naturales son:


a.…“Porque de tal manera amó Dios al mundo”


b. “...que ha dado a su Hijo unigénito”


c. “...para que todo aquél que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna”


Aquí tenemos un esbozo de cuál podría ser la división natural para aplicarla a este versículo. En las próximas lecciones explicaremos cómo se definen las Divisiones Principales y las Divisiones Menores de este texto.


¿Cómo se elaboran las divisiones de un sermón textual?


Como recordarán, tras escoger nuestro texto que será la base del Sermón, que fue Juan 3:16 “Porque de tal manera amo Dios al mundo, que ha dado a su hijo unigénito, para que todo aquél que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna”, acordamos que lo primero que debemos hacer, es dividirlo ojalá en tres partes que tengan sentido.


Ø La primera parte sería “Porque de tal manera amo Dios al mundo”


Ø La segunda: “...que ha dado a su hijo unigénito...”


Ø Y la tercera: “...para que todo aquél que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna”


Cada uno de estos segmentos constituirá un punto a tocar en el mensaje. De esta manera, tomando como referencia “Porque de tal manera amo Dios al mundo”, podemos crear una primera gran división:


DIOS AMA AL MUNDO.


La referencia será: “Porque de tal manera amo Dios al mundo”


Ahora hay que anexarle puntos que sustenten este primer gran aspecto. Y podrían ser:


Ø Dios ama al mundo porque El lo creó.


Ø Dios ama al mundo porque el hombre él lo hizo.


Ø Dios ama al mundo desde los comienzos de la creación.


Ahora unamos el primer gran postulado, que llamamos división mayor, con estos tres argumentos que dan soporte. Quedaría así:


I. DIOS AMA AL MUNDO.


“Porque de tal manera amo Dios al mundo”


· Dios ama al mundo porque El lo creó.


· Dios ama al mundo porque el hombre él lo hizo.


· Dios ama al mundo desde los comienzos de la creación.


¿Se dan cuenta qué hicimos? Propusimos el primer gran punto del mensaje y lo estamos acompañando de la sustentación para ese primer punto. Vamos ahora con el siguiente. Podría ser:


DIOS MANIFESTO SU AMOR MEDIANTE SU HIJO.


La referencia bíblica sería: “...que ha dado a su hijo unigénito...”


Ahora nos corresponde dar soporte a este planteamiento. Lo podríamos hacer así.


Ø Jesús es la muestra suprema del amor de Dios al mundo.


Ø Jesús era el Hijo único, por tanto un gran sacrificio.


Ø Jesús, el Hijo de Dios, se dio por la humanidad.


Si cuadramos este segundo gran punto con los tres argumentos de soporte, nos quedaría así:


II. DIOS MANIFESTO SU AMOR MEDIANTE SU HIJO.


“...que ha dado a su hijo unigénito...”


· Jesús es la muestra suprema del amor de Dios al mundo.


· Jesús era el Hijo único, por tanto un gran sacrificio.


· Jesús, el Hijo de Dios, se dio por la humanidad.


Llegamos al último aspecto. Lo podríamos describir así:


JESUCRISTO, PUERTA A LA VIDA ETERNA.


La referencia Escritural será: “...para que todo aquél que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna”


Ahora le anexamos los argumentos, o puntos de soporte a esta división mayor:


Ø Es necesario creer en Jesús, el Hijo de Dios.


Ø Quien cree, no morirá para siempre.


Ø Quien cree tendrá la vida eterna.


Ahora acomodemos este tercer elemento de nuestro sermón. Quedaría así:


III. JESUCRISTO, PUERTA A LA VIDA ETERNA.


“...para que todo aquél que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna”


Ø Es necesario creer en Jesús, el Hijo de Dios.


Ø Quien cree, no morirá para siempre.


Ø Quien cree tendrá la vida eterna.



Ahora sólo nos resta armar el Sermón en su totalidad:


Base Escritural: Juan 3:16


I DIOS AMA AL MUNDO.


“Porque de tal manera amo Dios al mundo”


a. Dios ama al mundo porque El lo creó.


b. Dios ama al mundo porque el hombre él lo hizo.


c. Dios ama al mundo desde los comienzos de la creación.


II. DIOS MANIFESTO SU AMOR MEDIANTE SU HIJO.


“...que ha dado a su hijo unigénito...”


a. Jesús es la muestra suprema del amor de Dios al mundo.


b. Jesús era el Hijo único, por tanto un gran sacrificio.


c. Jesús, el Hijo de Dios, se dio por la humanidad.


III. JESUCRISTO, PUERTA A LA VIDA ETERNA.


“...para que todo aquél que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna”


a. Es necesario creer en Jesús, el Hijo de Dios.


b. Quien cree, no morirá para siempre.


c. Quien cree tendrá la vida eterna.


¿Se da cuenta? Es muy sencillo. Pero no puede partir de la base de la improvisación. Recuerde que el pasaje se debe estudiar con detenimiento, y en todo momento la oración debe constituir una base fundamental.



Por supuesto, se preguntará: ¿Y el título? Pues no sólo es el título lo que falta. También es necesario introducir el mensaje y plantear la conclusión. Pero son aspectos que iremos tratando poco a poco.


Por ahora tiene una tarea: buscar en su Biblia un texto al que le puedan aplicar estos pasos, e ir armando un sermón para la próxima clase. Recuerde que la práctica hace al maestro.


Términos de Uso

Si le gusto el material que ofrecemos, solicitamos su colaboración a los artistas o cantantes comprando su material y/o asistiendo a sus conciertos. Esta prohibida la venta u obtención de ganancias mediante estos cd´s. Son solo de uso doméstico. Nuestra pagina no se hace responsable del uso indebido del material toda culpa recae sobre los infractores.

Noticias Cristianas

Related Posts with Thumbnails

Peticion De Oracion


Nombre y pais
Email
Oración Por
Mensaje